Polémica por el cambio de último momento en el HCD: “se trata de una maniobra de último recurso para aprobar una rendición que no apoyan ni sus propios concejales”

El concejal por el Interbloque del Frente de Todos se refirió a las novedades de último momento y a “las manipulaciones que está realizando Cambiemos para aprobar mañana la rendición de cuentas del periodo 2019.” Sostuvo que “se trata de una maniobra de último recurso para aprobar una rendición que no apoyan ni sus propios concejales”.

Luego de que los concejales de Cambiemos, Celeste Arouxet y Guillermo Lascano, anunciaran que no acompañarán la rendición de cuentas del ejercicio 2019, que arrojó un déficit de más de 354 millones de pesos, desde el Ejecutivo Municipal han iniciado una serie de cambios que pretenden encubrir las decisiones que llevaron a que Olavarría tenga esta pérdida histórica y única en la provincia de Buenos Aires.

 

Al respecto el concejal indicó: “Mujica no puede votar una rendición de cuentas que él mismo hizo, es una maniobra poco ética, inmoral, de último recurso, porque ni sus propios concejales lo apoyan. Es evidente que el accionar del intendente Galli  por tratar de cubrir, tapar y aprobar una rendición de cuentas donde claramente perjudicó económicamente a los olavarrienses y se traduce en un amplio déficit económico, no tiene límites. Justamente por parte de aquellos que venían a cambiar la política”

 

“El Concejo con la mayoría de cambiemos se maneja de forma antidemocrática, avalada por su presidente Bruno Cenizo, ya que han traspasado todos los límites legales, morales, éticos y funcionales. Desde intentar modificar el reglamento interno por motu propio y por una facultad que no le pertenece al presidente, hasta poner un funcionario público a votar sus propias acciones, ya que intentar que el subsecretario de finanzas integre el concejo para votar la rendición de su propia gestión traspasa cualquier límite” destacó acerca del funcionamiento del HCD.

 

Por último el edil sostuvo: “no sólo es éticamente incompatible, sino que a nuestro entender es ilegal que un funcionario del ejecutivo que tiene la potestad de realizar el informe, controlar las cuentas y gastos de municipio se pueda presentar como concejal, estar en la sesión y votar por el trabajo que él mismo realiza. No solamente hay un conflicto de intereses, hay una confrontación entre el deber público y los interés privados del funcionario que influyen negativamente en el desempeño de sus deberes y responsabilidades”.