Inicio / Opinión / Opinión: Mendoza marca el tiempo de la acción política

Opinión: Mendoza marca el tiempo de la acción política

Francisco Gonzalez /// Luego de lo que fue un histórico triunfo del radicalismo en la provincia de Mendoza, con números que sirven para realizar un profundo análisis, llega la pregunta de si este resultado es trasladable a la elección del 27 de octubre. Sin dudas, que el primer análisis nos dice que lo que se terminó evaluando y avalando es una impecable gestión al frente de la gobernación de Alfredo Cornejo. Un pedido de continuidad en la administración provincial, sin tener que volver a los difíciles momentos que se vivieron en la provincia cuyana con la gestión anterior.

Francisco Gonzalez, Presidente de la UCR de Olavarría

Pero esto no puede no ser tomado como un estímulo importante por el gobierno nacional. Es imposible no entender que el 50 % de los mendocinos le dijeron que no al modelo propuesto por la formula Fernandez-Fernandez representado por Anabel Fernandez Sagasti; sobre todo teniendo en cuenta la mejoría de los números respecto a las PASO provinciales y el importante porcentaje de votantes que se manifestaron a través del voto el pasado domingo.

Fue el actual gobernador de Mendoza y presidente de la UCR quien al ver los resultados dejó en claro que el intento de nacionalizar la elección por parte del candidato del Frente de Todos Alberto Fernandez, convocando a gobernadores del PJ a un acto donde se pudo ver un gran despliegue de aviones privados, fue también determinante para obtener ese resultado final. Semejante despilfarro (que refresca la memoria de lo que acostumbrábamos ver con el modelo anterior), sumado al modo en el que intentaron convencer al votante de que la boleta kirchnerista era la mejor opción, terminaron de conformar una diferencia que en Mendoza no se veía desde hace muchos años.

Martín Lousteau acertadamente analizaba poco después de terminada la elección, que se valoró una buena gestión provincial, y que es importante que todos los distritos tengan la libertad necesaria para poder elegir a los gobiernos que hacen bien las cosas. ¿Acaso la mala elección en las PASO de agosto de la gobernadora María Eugenia Vidal no tiene mayormente que ver con la crisis económica que atraviesa nuestro país más que con lo que fue una muy buena gestión en la provincia de Buenos Aires? Sin dudas que sí.

Es el mismo Lousteau quien hace tiempo señala, y lo volvió a marcar el pasado domingo, que: “Nosotros queremos construir a través del tiempo un espacio lo suficientemente amplio que tenga más cabeza para diagnosticar lo que le pasa a la Argentina”. Y Cambiemos o Juntos por el Cambio, tendrá que ser lo suficientemente inteligente para poder conformar esa amplitud, dejando de lado egoísmos políticos, que pueda arrojar un resultado positivo en las elecciones generales, y que tanto bien le puede hacer a nuestro país.

Más allá de si el resultado electoral de Mendoza es trasladable o no a las elecciones generales, es la representación de un modelo político y de gestión que sería bueno pueda proyectarse a nivel nacional: un espacio político amplio, que permite la discusión y la participación interna de las diferentes representaciones; sumado a una buena administración, llevada adelante con austeridad y con una marcada intención de devolverle el Estado a los ciudadanos.

 

Francisco Gonzalez

Presidente UCR Olavarría