Narcotráfico: utilizaban un emprendimiento agrícola como pantalla

Ocurrió en la localidad de Batán de Mar del Plata, la investigación fue llevada a cabo por la Fiscalía Federal N° 2 que logró descubrir como la banda narco-criminal utilizaba como pantalla la producción y venta de frutas y verduras en un predio rural espaciado, para la comercialización de sustancias provenientes de Bolivia.

Las sustancias eran comercializadas por diferentes localidades bonaerenses como Gutiérrez, Tres Arroyos, Tandil, Bahía Blanca y Punta Alta, como también en la Ciudad de Buenos Aires.

El avance de la investigación se logró luego de una extensa investigación y trabajos encubiertos, que detectaron una transacción realizada el 1ro de octubre del 2019.

Tras tareas de seguimiento y vigilancia de sectores y vehículos de carga, intervenciones telefónicas, allanamientos y el secuestro de 115 kilos de clorhidrato de cocaína y más elementos de interés que suman a la investigación y comprometen a la banda, fue que se pudo dar con las personas responsables de éste delito.

La Fiscalía General de Mar del Plata, a cargo del doctor Daniel Adler, dictaminó que se confirmen los procesamientos de las seis personas acusadas de formar parte de esta organización narco-criminal.

Los principales acusados son: Sergio Gambarte, oriundo de Salta, cuando se lo captó entregando dos bultos a Claudia Micaela Camacho Soliz, de nacionalidad boliviana, sobre la autovía 2 por la zona de Gutiérrez.

Más tarde, al registrarse la camioneta Hilux en la que iba a bordo, se encontraron 2 cajas de 67 ladrillos de cocaína envueltos con nylon y cinta de embalar. Asimismo se ordenaron allanamientos en los lugares que se estaban investigando y allí se encontraron un arsenal de armas de fuego, 31 kilos de bicarbonato de socio, casi 260 kilos de hojas de coca, otros 45 kilos de clorhidrato de cocaína, y gran cantidad de vehículos.

El juez a cargo, Santiago Inchausti, fijó un monto de 10 millones de pesos para cada uno de los procesados, pero la decisión fue apelada por los abogados defensores de 6 acusados, quienes cuestionaron que no hay elementos probatorios suficientes que puedan acreditar la participación de Gambarte, Camacho Soliz, y también contra Lizzet Gladys Llanque Barral, Diego Ríos Saavedra, Nelson Alcocer Peredo y Andrea Pacheco Soliz, todos oriundos de Bolivia y que aparentaban dedicarse a la tarea frutihortícola.

Finalmente se pudo constatar, gracias al trabajo realizado por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, con tareas de campo e intervenciones telefónicas, que se trataba de una organización ilícita destinada al tráfico a gran escala de sustancias estupefacientes.

HUGO LOPEZ CARRIBERO