Inicio / Sociedad / Galli inauguró la planta depuradora cloacal de Loma Negra

Galli inauguró la planta depuradora cloacal de Loma Negra

El intendente Ezequiel Galli dejó inaugurada -en la mañana de este viernes- la planta depuradora cloacal en Loma Negra, que representa una de las obras más significativas para la gestión municipal en materia de infraestructura, salud pública y sustentabilidad.

La planta demandó una inversión cercana a los 25 millones de pesos, provenientes de recursos provinciales, en un plazo de ejecución de tres años y medio, teniendo en cuenta la magnitud que representa este tipo de obras de infraestructura.

En el marco del acto de inauguración, el Intendente -acompañado por funcionarios municipales, concejales, representantes de la empresa y vecinos- destacó que “hoy es un día histórico para la localidad y para nosotros como Estado Municipal”.

Tras mencionar las obras inauguradas recientemente en la Escuela Nº 65 de Villa Aurora y la Escuela Nº 76 del barrio Jardín, el Intendente hizo hincapié en la educación como prioridad en relación con el ambiente.

Asimismo, en otro párrafo, se refirió a la visita del presidente del Banco Provincia Juan Curutchet, en relación al potencial productivo de Olavarría, que es distintivo en comparación con otras ciudades del resto del país.

Al respecto Galli señaló que es fundamental “buscar el equilibrio entre los vecinos, desde la sustentabilidad y el entramado productivo. Uno de nuestros ejes es el planeamiento de la ciudad, desde la sustentabilidad”.

En este sentido, subrayó que “pudimos lograr detectar la problemática que tenían las localidades, tener una red de cloacas en un tercio de la población y nos pusimos a trabajar, planificar y ejecutar”.

“Hoy estamos acá, en esta planta, inaugurándola después de 3 años y medio de gestión. Para nosotros hoy es un día importantísimo. Una planta no solamente va a brindar salud, también le va a dar tratamiento a los efluentes del futuro”, señaló Galli en relación al desarrollo del Sector Industrial Planificado “Los Fresnos”.

Sobre el final de su discurso, el jefe comunal reconoció el trabajo de la empresa Aguas y Procesos S.A. de la ciudad de Sunchales (provincia Santa Fe), que tiene una vasta trayectoria en el tratamiento de aguas.

Por último, instó a toda la comunidad para “seguir trabajando por la sustentabilidad de Olavarría”.

La construcción de esta nueva planta permite cerrar el circuito de depuración cloacal existente, en forma conjunta con la red que se encuentra construida en la localidad y –además- evita contaminar el curso receptor de agua.

La planta depuradora cloacal funciona con un sistema de tres lagunas, donde se desarrolla el tratamiento de los líquidos cloacales, en distintas etapas, en una primera instancia ingresan a una estación de bombeo, donde se realiza la limpieza.

Dicha estación de bombeo cumple la función de elevar dichos líquidos hasta la primera laguna, que es una laguna de aireación, con seis aireadores, que oxigenan por fuerza.

Desde allí los líquidos pasan por gravedad a una segunda laguna (sedimentación), donde los líquidos que fueron aireados por un tiempo de permanencia establecido, comienzan a sedimentarse, por lo que el “barro” que se va juntando en el fondo, pasa a una playa de secado, que se encuentra ubicada de manera contigua a la laguna.

Mientras que en la tercera laguna  -que tiene un metro de profundidad y es la de mayor extensión- se realiza un proceso aeróbico, a través del sol, que ayuda a recuperar bacteriológicamente los efluentes.

El proceso de depuración pasa a la última etapa, que es la de cloración, donde van circulando los líquidos y se va agregando el cloro, a través de un sistema de goteo.

Tras un tiempo de permanencia determinado, los líquidos que fueron debidamente tratados, son volcados a un efluente natural, es decir al canal paralelo que pasa por la planta.