Inicio / Sociedad / Este martes comienza la campaña anual de prevención del cáncer de cuello de útero y mama

Este martes comienza la campaña anual de prevención del cáncer de cuello de útero y mama

Durante el corriente mes de octubre se desarrollará la campaña anual de prevención de cáncer de cuello uterino y cáncer de mama.

En octubre se realizará la campaña anual de prevención del cáncer de cuello de útero y mama

En este sentido, desde el Municipio de Olavarría se indicó que del 21 al 25 de octubre invitan a las mujeres, de 20 a 65 años de edad, a realizarse el test de Papanicolau (PAP) y el control de mamografía, en el Hospital Municipal “Dr. Héctor M. Cura”, Centros de Salud del Partido y en la sede de la filial local de LALCEC.

Previamente, los días 15 y 17 de octubre, habrá controles en Blanca Grande, Recalde y Espigas, en función del siguiente cronograma:

15 de octubre

  • Recalde: de 9 a 12 horas en el CAPS N° 14.
  • Blanca Grande: de 13 a 16 horas en el CAPS N° 13.

17 de octubre

  • Espigas: de 9 a 12 horas en el Hospital.

Cabe destacar que los controles ginecológicos son gratuitos y no requieren turno, se realizan por orden de llegada.

La campaña es organizada por la Dirección de Atención Primaria de la Secretaría de Salud y LALCEC filial Olavarría.

Cáncer

Se denomina cáncer al proceso de crecimiento y diseminación incontrolado de las células. Puede aparecer prácticamente en cualquier lugar del cuerpo en la forma de tumores. El tumor suele invadir el tejido circundante y puede provocar metástasis en otros sitios distantes del organismo.

Cáncer de cuello uterino

El cáncer de cuello de útero es una enfermedad en la cual se produce un crecimiento anormal de células tumorales en los tejidos del cuello uterino.

La principal causa de este tipo de cáncer es el HPV (Virus del Papiloma Humano), un grupo de más de 150 virus que se transmite generalmente a través de las relaciones sexuales. También se puede contagiar a través del contacto con la piel de persona a persona. En la mayoría de los casos, el virus desaparece solo. Pero si la infección persiste, puede producir lesiones que con los años pueden convertirse en cáncer.

El cáncer de cuello uterino es uno de los pocos que se pueden diagnosticar precozmente, es decir, antes de que la mujer aprecie algún síntoma. Por eso es tan importante cumplir con las revisiones ginecológicas regulares y la realización anual del test de Papanicolau (PAP) y Colposcopia, pruebas sencillas que no producen dolor y duran sólo unos minutos, que permiten el diagnóstico de las lesiones pre-malignas, de tal forma que su tratamiento evita que éstas evolucionen a lesiones invasivas.

Los síntomas a menudo no comienzan sino hasta que un cáncer se torna invasivo y crece hacia el tejido adyacente. Cuando esto ocurre, los síntomas más comunes son: sangrado vaginal anormal, secreción vaginal inusual y/o dolor durante las relaciones sexuales.

Cáncer de Mama

En particular, el cáncer de mama se desarrolla en el tejido mamario. Se desconocen las causas que lo provocan, por ello es primordial la realización de controles médicos periódicos.

Las posibilidades de curación de los cánceres de mama que se detectan en su etapa inicial son prácticamente del 95%.La técnica utilizada y mundialmente aceptada es la mamografía, que consiste en una radiografía de las mamas, capaz de detectar lesiones en estadios muy incipientes de la enfermedad. La dosis de radiación empleada en la mamografía es mínima, por lo que resulta inofensiva. LALCEC y la Sociedad Argentina de Mastología recomiendan realizar la primera mamografía a partir de los 40 años. En mujeres jóvenes y con mamas densas el especialista puede sugerir además, una ecografía, también llamada ultrasonografía.

También es fundamental que toda mujer realice con frecuencia un autoexamen mamario, para detectar cualquier anomalía que requiera de revisión o tratamiento. Es un buen hábito que se debe adquirir y mantener por el resto de la vida.

Cabe destacar que la mayoría de los abultamientos o durezas los descubren las propias mujeres por casualidad. La mayor parte de ellos no son de origen canceroso. Pero mientras más rápido se consulte al médico, más rápido se estará tranquila, en el caso de que haya descubierto que tiene algún abultamiento o dureza. Si este resulta ser un cáncer, obtendrá el cuidado apropiado. El cáncer de mama, cuando se descubre en una etapa temprana, es más fácil de curar.