Inicio / Opinión / El básquetbol argentino y su compleja actualidad

El básquetbol argentino y su compleja actualidad

Por Carlos Antonio Zangara /// ¿ Falta de ídolos ? ,  ¿ demasiados equipos ?, ¿ escasa repercusión en los grandes medios ?,  atentan o no  contra su salubridad. ( Columna de opinión de “Emblema Deportivo”). Foto: En la imagen de Tomás Pagano se advierte la merma de aficionados al Maxi, como en gran parte del país. 

Es innegable que la Liga Nacional de Básquetbol ha perdido protagonismo en los grandes medios nacionales.

No escapa a la verdad que todavía se añora a las grandes figuras que la hicieron grande, y que además formaron parte, muchos de ellos,  de la tan anhelada Generación Dorada.

No es menos cierto además que los destacados  que fueron emergiendo y reemplazando en parte a esos grandes próceres, hoy emigran con mas secuencia al exterior, y hay  varios ejemplos en tal sentido, situación que conspira contra la competencia.

Debe puntualizarse también que mas allá de la Liga Nacional, está la Liga Argentina ( exTNA), el Torneo Federal, Provinciales de clubes o la denominación según cada estado, que captan a numerosos deportistas y que por la idiosincrasia de cada región, la importancia de los certámenes tienen mucho que ver  con rivalidades zonales, con  gobernaciones que aportan dinero significativo y eso  devenga que algunos basquetbolistas se decidan por una categoría en los papeles inferior, pero de mayor relevancia en lo económico, aunque se juegue regionalmente.

Quizás también estén faltando ideas nuevas, otro tipo de torneos, ya que, no lo sabemos, lo que en su momento fue válido para crecer hoy quizás  no lo es tanto.

Es bueno hacer hincapié en las afirmaciones de  Fabricio Oberto en su reciente visita a nuestra ciudad.

El destacado deportista, entre otras cosas dijo  sobre la Liga Nacional:

—  “Hay que buscar cambios en todos los aspectos. Cuando se hacen las cosas y no funcionan hay que tener autocrítica y ver si sirven o no, como este año el tema de libre cantidad de fichas extranjeras. Veo a la Liga como en una meseta que va subiendo de a poco. Me gustaría que se trabaje de la forma que se hace en Bahía Basket, madurando jugadores, eso tiene mucho valor. Los dirigentes tienen que tener esa autocrítica”.

Mas adelante agregó:

— “Como el jugador se prepara,  el dirigente también lo tiene que hacer. Hay quiénes han hecho grandes cosas durante muchos años en una institución, pero si se preparan podrán hacer más todavía. Yo como jugador hoy tendría que correr más rápido, saltar más alto y meter triples. Hay que ser humilde y aprender lo que no se sabe. Yo aprendí a hacer entrevistas tomando como experiencia las notas que me hicieron en mi carrera”.

Para tener muy en cuenta. Son conceptos de alguien que, se supone, sabe de lo que habla.

El reconocido Oscar “Huevo” Sánchez, entrevistado  por Fabián Pérez, en el portal “Uno contra Uno” sobre la Liga Nacional dijo con énfasis:

— “ Fui a ver Quilmes y Libertad. No me gustó para nada., Los quipos son prolijos en jugar, estructurados, pero no tienen jerarquía. La liga no tiene ídolos, Peñarol, Libertad,  Quilmes no lo ostentan” afirmó entre otros conceptos el capacitado coach.

Hay coincidencia que  los planteles de las distintas categorías se nutren de jugadores demasiados jóvenes, producto de la escasez de basquetbolistas de trayectoria, de renombre, que el amante a este deporte espera que lleguen a la ciudad para verlos, y hoy no están.-

Esto devenga en la falta de aficionados en los estadios, con el consiguiente sufrimiento de los escasos dirigentes que no alcanzan  a cubrir con las recaudaciones lo que significa los costos fijos de un espectáculo.

Los olavarrienses lo podemos palpar en las presentaciones de Estudiantes.

Aun  cumpliendo una muy buena  campaña en lo deportivo, el Maxi no presenta el marco de público que todos queremos.

Daría la sensación que no pasa por Estudiantes, sino por los rivales, con jugadores casi desconocidos para la gran mayoría.

Hoy por hoy hay pocos valores como Arese, Lugli, Moya en otros equipos. Los hay, si, pero no abundan, y eso lo percibe el hombre común, el que no es solo hincha, el que  es amante a un deporte.

Hay quiénes  afirman,  por ejemplo, que no hay tantos bases, tantos ala pivotes, o sea demasiados equipos para los exponentes que el público quiere ver.

Claro que también la situación económica cumpla un rol en este aspecto, aunque pocas veces  nos ha sobrado el dinero.

Ojalá que cuando llegue la parte final del certamen la situación cambie. Sería una picardía no poder continuar  en el  futuro con esta participación, ya que Olavarría a través de Estudiantes ha sabido  sostenerse en el tiempo, para deleite de los que disfrutamos del deporte de los cestos.

Texto: Carlos Zangara