Inicio » La Provincia » El 90 por ciento de los 10.000 policías egresados se destinará a patrullajes

El 90 por ciento de los 10.000 policías egresados se destinará a patrullajes

Son un verdadero ejército y están por salir a la calle. Unos 5200 hombres y unas 4800 mujeres seintegrarán en los próximos días a la policía bonaerense, la fuerza de seguridad más grande del país.

De los 10.000 que egresaron anteayer, en un multitudinario acto en la antigua escuela policial Juan Vucetich, el 90% se dedicará al patrullaje y otras tareas directamente relacionadas con la prevención del delito, en tanto que el millar restante irá a dependencias especializadas, como policía científica, comunicaciones, bomberos, delegaciones de investigaciones y antinarcóticos.

En lo inmediato, un poco más de la mitad serán enviados a la costa para el operativo preventivo de verano. Y un cuarto de ellos reforzarán los comandos de patrulla que funcionan en 50 distritos de la provincia.

“La mayor campaña de reclutamiento policial de todos los tiempos”, la calificó Daniel Scioli , el gobernador bonaerense, en su discurso.

La foto aérea tomada por el drone que sobrevolaba el campo de la Vucetich parecía darle la razón: la imagen (un rectángulo de azul compacto compuesto por diez mil gorras y uniformes) bien podría haber salido de una película bélica.

Scioli y su ministro de Seguridad, Alejandro Granados, siempre repitieron que la bonaerense necesitaba más efectivos. Y la del sábado es una incorporación récord, porque hasta ahora sólo ingresaban a la fuerza unos 3000 policías por año.

La clave del éxito (medido según la cantidad de cadetes incorporados, como lo hace Scioli) está en la descentralización. En el último año se incorporaron 14 escuelas de policía, llevando el total a 30, en contraste con los viejos tiempos, en que todos los aspirantes debían formarse en la Vucetich, de Berazategui.

El sueldo tampoco es un factor menor: cada uno de los nuevos policías cobrará unos 10.000 pesos de bolsillo, luego de siete meses de un entrenamiento que, según las autoridades, fue intenso, con 12 horas de actividades diarias.

Para garantizar que la incorporación fuera masiva se abrieron 16 centros de inscripción en toda la provincia. Unos 25.000 aspirantes se anotaron y de ellos quedaron aproximadamente la mitad (algo más de 12.000) en condiciones de cursar; en una llamativa coincidencia con el objetivo que se había propuesto el gobernador, egresaron cerca de 10.000.

Hombres y mujeres serán distribuidos en las distintas dependencias, aunque habrá más cantidad de mujeres en las comisarías de la mujer y la familia y más hombres en las divisiones de caballería e infantería, según explicó el subsecretario de Planificación del ministerio, Fernando Jantus, quien está a cargo de todas las escuelas policiales.

Aunque se intentará que los nuevos policías trabajen cerca de su lugar de origen, esto no siempre será posible. “De Dolores, por ejemplo, salieron 350 cadetes, pero Dolores ya tiene la cantidad de policías que necesita. En cambio, en Vicente López no hubo muchos interesados en anotarse”, ilustró Jantus.

Más de 2000 de los flamantes policías cursaron en el predio de Berazategui; otros 850 lo hicieron en Mar del Plata; 600 salieron de Lomas de Zamora; 450, de Rojas; 440, del Partido de la Costa; 350, de Dolores, y el resto, de otros centros de formación policial en la provincia.

De los nuevos cadetes, 2500 irán a reforzar los comandos de patrullas que funcionan en unos 50 distritos del Gran Buenos Aires y el interior; otros 600 irán a las patrullas rurales, para las que se dispusieron 300 camionetas 4×4; 1800 engrosarán la nómina de las comisarías, principalmente en el conurbano, y 5100 serán enviados a la costa atlántica para el operativo de seguridad veraniego, y luego de la temporada serán distribuidos entre las dependencias que los necesiten.

De todas maneras, la apuesta fuerte de Scioli y Granados es la implementación de las policías locales en los municipios, a mediados de 2015. En ese momento egresarán 15.000 nuevos efectivos, que prestarán funciones en los mismos distritos de donde son oriundos y donde se están formando.

Bajo la coordinación de los intendentes de cada municipio, pero con dependencia orgánica del Ministerio de Seguridad provincial, el esquema fue la respuesta del gobernador a los repetidos reclamos de jefes comunales (entre ellos Sergio Massa, entonces intendente de Tigre y hoy líder del Frente Renovador) para tener sus propias fuerzas de seguridad.

Fuente: La Nación

Suscríbase al boletín de y reciba la información destacada del día por e-mail

Olavarría Noticias

Verifica también

Una Olavarriense participará del Parlamento Federal Juvenil del INADI

El intendente Ezequiel Galli y la Delegada del INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la …