Inicio » El País » Diego “Boletero” Rodríguez, el hermano barra de la ministra de Seguridad

Diego “Boletero” Rodríguez, el hermano barra de la ministra de Seguridad

Diego Rodríguez fue apodado el “boletero” por manejar las entradas de la barra. Su hermana es María Cecilia, ministra de Seguridad de la Nación.Mientras esté Cristina Kirchner, me lo aseguraron hoy, no me pasa nada, ni a mí, ni a Guillermo (Caverna Godoy), ni a Martín (Araujo), ¿entendés?” .Por Víctor H. Pérez

Suscríbase al boletín de y reciba la información destacada del día por e-mail

A los tres minutos del primer tiempo Leonardo Pisculichi abría la cuenta ante Independiente en un Monumental repleto de almas millonarias. Mientras los hinchas de River celebraban el Día de la Primavera con una clase de fútbol, a pocas cuadras del estadio se congregaba la barra denominada “disidente”, que pretendía ganarle la tribuna al grupo “oficial” de Los Borrachos del Tablón, protegido por gente de peso del gobierno nacional. A los 37, Ariel Rojas marcaba el segundo gol mientras en el acceso a la popular Centenario Alta, cerca de seiscientas personas se enfrentaban cuerpo a cuerpo con la Policía.

El triunfo de River 4 a 1 en un partido que se disputó por completo a pesar de la guerra que se había desatado a escasos metros de la cancha, fue observado desde un palco por María Cecilia Rodríguez, la ministra de Seguridad de la Nación, junto a su hermano Diego y algunos amigos de la familia.
Diego Rodríguez, oriundo de Flores pero instalado en Devoto, fue fiscalizador y vocal suplente de River durante la gestión de José María Aguilar, uno de los dirigentes más sospechados de la historia del club. Con largo recorrido en la vida política, ha sido hombre de estrecha confianza del ex mandamás al punto de manejar no sólo la barra del club, sino también de tener excesiva influencia en los destinos de la institución. Todo desde la mesa de un bar de Melián y Ugarte, en el barrio porteño de Coghlan.
Su apellido siempre estuvo asociado a las páginas más sangrientas de la historia de River. Es que el Boletero, como se lo conoce en los pasillos de Núñez, era el encargado de darles entradas de protocolo a los violentos, en ese momento bajo las órdenes de los hermanos Schlenker y Adrián Rousseau. Además, tuvo durante casi ocho años la tarea de bajar la línea política del propio Aguilar entre los barras que figuraban como empleados del club.
Uno de los episodios más llamativos de Rodríguez se remite a un apriete a Daniel Passarella en octubre de 2007, cuando el Kaiser aún era entrenador del primer equipo. Después de un partido que River igualó en el Monumental ante Defensor Sporting de Montevideo por la Copa Sudamericana, El Boletero agredió verbalmente dentro del vestuario a Passarella, quien no se quedó atrás, con lo cual debieron separar los propios pares de Comisión Directiva para no llegar a las trompadas delante de los jugadores.
En el tiempo que duraron los dos mandatos de Aguilar, Rodríguez fue acusado de amenazar junto a Adrián Rousseau, ex jefe de la barra, a los dirigentes que intentaron frenar la sospechosa venta de Gonzalo Higuaín a Europa. Alan Schlenker, ex líder de la facción violenta de Palermo, lo señaló como socio del propio Rousseau. De hecho expresó en los micrófonos que por pedido de Rodríguez, el grupo de Adrián había tajeado las gomas de los autos de los jugadores en un momento deportivo delicado.
Tras el brutal asesinato de Gonzalo Acro, el hermano de la titular de la cartera de Seguridad tomó la determinación de dar un paso al costado de las esferas millonarias y aunque continuó yendo a la cancha en calidad de hincha, se desvinculó de la política interna del club. Al poco tiempo trasladó sus contactos a Avellaneda para darle una mano a Gastón Cogorno, que había ganado las elecciones en Racing.
Con la abrupta salida de Passarella, sumado al arribo de Rodolfo D’Onofrio, una persona vinculada a Montoneros con lazos de amistad con Mario Firmenich, Fernando Abal Medina y Carlos Ramus; Rodríguez retornó al club que lo vio nacer.
El jueves 6 de marzo de este año, River igualó sin goles ante Tigre en un partido recordado por la decisión de Ramón Díaz de dejar por primera vez a Leonardo Ponzio fuera del banco de relevos por bajo rendimiento. Aquella noche, los miembros de la delegación visitante que acompañaron al plantel, incluidos el propio Ponzio y el Keko Villalva, observaron el encuentro desde atrás de uno de los arcos y entre esos allegados que viajaron al Monumental de Victoria se encontraba nuevamente Diego Rodríguez.
Desde hace algunos años, el Fiscal José María Campagnoli investiga los vínculos de la barra de River con dirigentes, jugadores, cuerpo técnico y empleados de la institución. Incluso días atrás anexó la causa de la batalla de la confitería en la que el grupo disidente atacó a la hinchada oficial, caratulada como asociación ilícita, robo doblemente agravado, amenazas coactivas, lesiones graves y daños. En el marco de esa investigación, en diciembre del año pasado Campagnoli pidió la detención de Rodríguez por haber estado involucrado en escuchas telefónicas. Una de las conversaciones que mantuvo con una persona de identidad reservada decía: “Los dos que manejan se fueron a hablar con el técnico. Le dijeron ‘nos prometiste esto, arreglamos esto con tu hijo y aún no cumpliste’. Y el Negro les pidió la escupidera y que lo aguantaran hasta diciembre”. Lo curioso es que desde ese momento en el que el Fiscal puso la lupa en Rodríguez, la SIDE le escondió información, el Gobierno impulsó su suspensión como fiscal y el juez de la causa, Fernando Caunedo, pisó el freno y paró los allanamientos y las detenciones.
Como si fuera poco, a través de la causa que Campagnoli investigaba las conexiones políticas del grupo de violentos, apareció otra escucha que Rodríguez había tenido con una persona llamada Fabio “El Mudo” Penna en la cual hablaban de un supuesto vínculo con Lázaro Báez en la que el empresario patagónico necesitaba lavar trescientos millones de dólares.
En la actualidad, Rodríguez pasa su tiempo libre en un club de Palomar aunque no deja de recorrer el anillo del Monumental cada vez que River juega en condición de local. Mantiene relación con varios dirigentes, sobre todo con Gabriel Di Girolamo, responsable del área de Registro de Socios, al punto de que más de una vez se fueron juntos del estadio. No es casual que su vínculo mayor sea con una persona del área de socios, cercana a los carnets.
Si bien su hermana se esfuerza por alejarlo de la popular para no seguir manchando el apellido, El Boletero continúa vinculado a los muchachos del tablón, los que Cristina Fernández de Kirchner elogió en la presentación de detectores de huellas dactilares en estadios, y quienes ya se han cobrado casi trescientas vidas.
Los protegidos
Diego Rodríguez no es la única persona vinculada a la barra de River con contactos en el Gobierno Nacional. Cristian Szyrko, conocido en la tribuna como El Ciruja es uno de los cinco referentes del grupo oficial de Los Borrachos del Tablón y el candidato más firme a suceder a Martín Araujo, jefe de la hinchada millonaria. Con licencia para portar armas de fuego, oriundo de Caseros, se desempeña como chofer de Marta Burgos, la esposa de Hugo Curto, Intendente del Partido de 3 de febrero.
Matías Goñi, hombre de Guillermo Moreno, ex Secretario de Comercio Interior, es otro de los líderes de la barra de River. En una de las escuchas que investiga el Fiscal Campagnoli se desprende la siguiente conversación: “A mí me chupan la pija Conductas Delictivas y Eventos Deportivos. Estuve una hora y media en Balcarce 50 (Casa de Gobierno) y vos me venís a hablar de estos pelotudos. Mientras esté Cristina Kirchner, me lo aseguraron hoy, no me pasa nada, ni a mí, ni a Guillermo (Caverna Godoy), ni a Martín (Araujo), ¿entendés?” Ya sin Moreno en el país, Goñi, encargado de colocar la bandera de Clarín Miente en la tribuna de River, responde a Miguel Ponzo, secretario de Coordinación de Interior del Sindicato de Unión Personal Civil de la Nación.
fuente perfil

Olavarría Noticias

Verifica también

Por el paro anunciado, ANSES adelanta los pagos previstos para el 25 de septiembre

En el marco del paro general anunciado para el próximo martes 25 de septiembre, ANSES …