Inicio » El País » Cristina se fracturó pero en el hospital público no andaba la resonancia magnética

Cristina se fracturó pero en el hospital público no andaba la resonancia magnética

La salud pública es de inferior prestaciones a la salud privada en la Argentina 2014: lo pudo constatar Cristina Fernández de Kirchner en Santa Cruz. 

Suscríbase al boletín de y reciba la información destacada del día por e-mail

cristina1Cristina se encontraba desde el martes 23/12 en la capital santacruceña adonde había viajado para pasar la Navidad junto a sus hijos y su nieto, entre otros familiares.
Ella sufrió un accidente casero y tuvo que ser trasladada al Hospital Regional de Río Gallegos donde no funcionaba el equipo de resonancia magnética. Entonces, hubo que trasladarla en avión hacia Ciudad de Buenos Aires. Ella llegó a las 22:42 al Aeroparque Metropolitano en silla de ruedas y la esperaba un automóvil oficial para llevarla al Sanatorio Otamendi, donde sí funcionaba el equipo, y ella pudo ser atendida.
Reflexión N°1: No todos los ciudadanos en situación similar o peor pueden recibir una atención parecida a la de la Presidenta de la Nación. Esa es la injusticia social que plantea el estado de la salud pública en los tiempos K.
Reflexión N°2: El costo para los contribuyentes del traslado y atención médica de Cristina permitiría pagar varias veces el mantenimiento del equipo de resonancia magnética y del tomógrafo (que tampoco funcionaba) en Santa Cruz.
Ya entrada la medianoche el equipo médico oficial comunicó que Cristina Kirchner “sufrió una contusión ddel tobillo izquierdo, lo cual le produjo una fractura bimaleolar (rotura de la parte interna de la tibia) sin desplazamiento”, por lo que “se indicó inmovilización, tratamiento sintomático y control evolutivo”. El comunicado oficial llevó la firma de Marcelo Ballestero, de la Unidad Médica Presidencial.
Muy ilustrativo el relato de OPI Santa Cruz desde Río Gallegos:
Debido a un accidente doméstico que sufrió la presidenta Cristina Fernández en su residencia de esta capital, fue trasladada al Hospital Regional de Río Gallegos donde fue atendida de urgencia y sacada de allí en silla de ruedas. OPI realizó las consultas a las fuentes que vieron a Máximo y a la presidenta, junto a su guardia de seguridad.
Minutos depués de las 18:00hs, la Honda CRV de Máximo Kirchner, junto a dos camionetas de la custodia presidencial arribaron al Hospital Regional de Río Gallegos, debido a que la presidenta sufrió un accidente doméstico.
De acuerdo a fuentes internas del hospital consultadas por OPI, la presidenta fue ingresada por la guardia de calle 25 de Mayo, tras un operativo que intentó disimular su llegada, quien accedió directamente a la sala de rayos donde le hicieron una placa y se determinó “esguince menor de tobillo izquierdo”.
“La cara de Cristina estaba transfigurada – relató uno de los ocasionales testigos de su ingreso – tenía anteojos negros y destilaba bronca”, le dijo a nuestro cronista. En ese momento, a Máximo le informaron que no podrían hacerle una resonancia magnética, debido a que ni el Resonador ni el Tomógrafo, funcionan en el hospital.
Cuando faltaban pocos minutos para las 19:00hs, la mandataria fue retirada del HRRG en una silla de ruedas, mientras que familiares y custodias empacaban en su casa de calle Villarino. Fuentes del aeropuerto, le indicaron a esta Agencia que desde las 19:00hs el Tango 01 permanecía con sus turbinas encendidas a la espera del pasaje.
A las 19:40 hs CFK fue bajada en silla de ruedas en el aeropuerto y la máquina presidencial con toda la familia despegó 19:53hs. Un fuerte operativo de seguridad desplegado por la PSA, impidió – esta vez – que nuestro móvil transpusiera la última rotonda antes del acceso a la terminal aérea.
De acuerdo a las fuentes médicas consultadas, la lesión ocurre en el mismo pie que se fracturó en marzo del 2014. La falta de elementos para determinar concretamente el grado de la misma, hizo que la presidenta desistiera volar a El Calafate y el T-01 está rumbo a Buenos Aires, donde se someterá a una resonancia magnética y otros tipos de estudios médicos.
Pero esguince no es fractura. Ni factura es esguince. ¿Otra vez la enorme confusión con la salud de Cristina? En ese contexto, hay sospechas de que algo no anda bien. La web Tribuna de Periodistas lo recordó:
En alguna oportunidad aseguró que se había tropezado con las escaleras del Tango 01 cuando se trasladaba a Río Gallegos; luego aseguró que se tropezó con uno de los juguetes de su nieto Néstor Iván; ahora jura que tuvo un esguince en su tobillo.

Olavarría Noticias

Verifica también

Causa de los Cuadernos: Bonadio procesó a Cristina Kirchner con prisión preventiva

El juez federal considera que la ex presidenta era la “jefa de una asociación ilícita”. …