Básquet: Los números del Bataráz en una campaña inconclusa

Debido a la pandemia por coronavirus, el Comité de Crisis integrado por la Asociación de Clubes (AdC) y la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB), dio por finalizada la temporada 2019/2020 de la Liga Argentina de Básquet. A pesar de la “terminación temprana de la competencia”, el Club Atlético Estudiantes de Olavarría fue nuevamente -y fiel a su estilo- uno de los principales animadores de la categoría.  

Con una efectividad del 75% (12 triunfos y 9 derrotas), Estudiantes inició la campaña 2019/20 ganando la Divisional Centro Sur. Dicho logro lo llevó a jugar el Torneo Súper 4 con los mejores equipos de la primera ronda del certamen (Oberá TC, Deportivo Viedma y Barrio Parque). Luego en la segunda etapa de la competencia, tuvo un récord de 11 victorias y 10 caídas (52.4%) que le valió para terminar ubicado en la tercera posición de la Conferencia Sur. En este sentido, convirtiendo un total de 2618 puntos en 33 partidos disputados, el Bataráz fue el sexto equipo más anotador de la Conferencia Sur de la Liga Argentina con un promedio de 79.3 tantos por encuentro.

En base a mencionadas marcas, el principal goleador que tuvo el conjunto olavarriense en la temporada fue Agustín Brocal con un total de 399 puntos, y 12.5 tantos de promedio por juego. En el triunfo de local ante Deportivo Viedma por 104 a 86, el escolta albinegro anotó su máxima puntuación en un partido con 29 unidades. Asimismo, tuvo un par de inolvidables y determinantes acciones en el cierre de los partidos ante Racing de Chivilcoy (jugada de cuatro puntos -triple y falta- para revertir el marcador y darle el triunfo al Bata por 72 a 71) y Villa Mitre de Bahía Blanca (doble de espaldas al aro para terminar ganando 82-80).

Básquet – Liga Argentina. Doble agónico de Brocal, que le dio el triunfo a Estudiantes sobre Villa Mitre por 82-80.

Doble agónico de espaldas al aro de Agustin Brocal, que le dio el triunfo a Club Estudiantes Olavarría sobre Club Villa Mitre por 82-80.

Publicado por Olavarria Noticias en Miércoles, 26 de febrero de 2020

Asimismo, el perimetral chaqueño U23 estuvo muy bien secundado en la faz ofensiva por el pivot norteamericano De´Marco Owens (395 puntos – 12.7 de promedio), el alero lujanense Patricio “Pato” Rodríguez (342 – 10.7) y el capitán cordobés Santiago Arese (300 – 11.1).

Por otra parte y permitiendo que le anoten un promedio de 75.8 tantos por encuentro, el elenco Bataráz se erigió como el segundo mejor equipo defensivo de la Conferencia Sur. En este sentido, solo fue superado por Parque Sur de Concepción del Uruguay (73.5); paradójicamente el último rival que enfrentó en la temporada, al cual venció 83 a 69 en el Maxigimnasio del “Parque Carlos Guerrero”.

Asimismo el conjunto olavarriense sobresalió en el rubro rebotes defensivos, donde con un total de 987 recobres (29.9 de promedio por cotejo) terminó quedando en el segundo lugar de la tabla general de la Liga Argentina. Los internos Arese (149 tableros – 5.5 de promedio), Ignacio “Nacho” Galardo (125 – 3.8) y Owens (120 – 3.9) fueron los principales referentes del albinegro bajo su propio tablero. A nivel general, Galardo (con un total de 180 recobres – 5.5 de promedio) y Arese (169 – 6.3), se erigieron como los máximos reboteros del Bata en la campaña.

En otro de los rubros defensivos donde también se destacó el elenco de Olavarría fue en tapones. Con un total de 98 bloqueos, logró ser el tercer mejor equipo de la LAB con un promedio de 3 tapas por encuentro. En este sentido, el pivot olavarriense “Nacho” Galardo se destacó con un total de 42 “gorros” y un promedio de 1.3 por encuentro. Dicho número le permitió al crédito local terminar siendo el tercer mejor bloqueador de la competición.

 

Pero sin lugar a dudas, lo mejor de Estudiantes en esta temporada inconclusa se reflejó desde el perímetro. En base a una efectividad imbatible de 38.1% (319 conversiones sobre 837 intentos), el Bataráz fue el mejor de todos en porcentaje de triples. Y el número uno de la Conferencia Sur en anotaciones desde más allá de los 6,75 metros; con 9.7 aciertos de promedio por encuentro.

En este sentido y superando la media del equipo, los principales tripleros del elenco olavarriense resultaron ser los ala pivot Santiago Arese (44/101 – 43.6% de efectividad) y Tomás Ligorria (46/108 – 42.6%); y los perimetrales “Pato” Rodríguez (79/195 – 40.5%), Mariano “Condor” Marina (27/66 – 40.9%) y Jeremías Sandrini (24/56 – 42.9%).

Sin embargo, los dirigidos por el DT cordobés Gustavo Ismael “Lobito” Fernández tuvieron un rubro que le fue esquivo a lo largo de lo que duró la campaña: Pérdidas de balón. Con un magro total de 492 y un promedio de 14.9 por cotejo, el Bataráz quedó como el conjunto que más pelotas perdió de todos los integrantes de la Conferencia Sur.

Por otra parte y utilizando a lo largo de la escueta temporada un total de 17 players, Estudiantes se convirtió en el equipo de la Conferencia Sur que más puntos anotó con jugadores que salieron desde el banco de suplentes. En este sentido, la banca albinegra aportó un total de 1060 tantos con un alto promedio de 32.1 unidades por encuentro. Ligorria, Marina, Jhou Castillo y Matías Sesto, fueron los que más contribuyeron a dicha causa como principales sustitutos del elenco olavarriense.

Finalmente dentro de una acotada campaña, donde faltaron unos cinco partidos para finalizar la segunda etapa y toda la instancia de playoffs y finales, el Bataráz mostró un rendimiento positivo y en ascenso; haciéndose fuerte de local y logrando algunos buenos resultados como visitante. En la recta final de la fase regular, Estudiantes de Olavarría se encontraba luchando por el primer puesto de la Conferencia Sur; buscando plenamente llegar de la mejor manera a las instancias decisivas del torneo y volver a soñar con el ascenso a la Liga Nacional de Básquetbol.