Inicio » El País » Aerolíneas perdió en un año y medio US$ 1000 millones

Aerolíneas perdió en un año y medio US$ 1000 millones

Hace cuatro años Mariano Recalde, presidente de Aerolíneas Argentinas y miembro conspicuo de la agrupación La Cámpora, prometió que en 2012 la compañía “daría un vuelco” y “lograría superávit”. La Auditoría General de la Nación (AGN) desmintió ayer a Recalde: en un informe reveló un déficit de casi 1000 millones de dólares al segundo semestre de aquel año; advirtió que se incorporaron 1125 personas sin justificación en sólo un año y medio (incrementando el personal a 10.782 empleados) y que la empresa registró caídas sostenidas tanto en las redes de cabotaje como internacional.

Suscríbase al boletín de y reciba la información destacada del día por e-mail

El informe que elaboró la AGN fue tan contundente que logró el apoyo de cinco de los siete auditores, entre ellos, dos del oficialismo, Francisco Fernández y Oscar Lamberto. Junto con la UCR, representada por Leandro Despouy -presidente de la AGN- y los auditores Horacio Pernasetti y Alejandro Nieva, se consiguió la mayoría. En tanto, la auditora Vilma Castillo, del Frente para la Victoria, se abstuvo por haber sido funcionaria de Aerolíneas, mientras que Vicente Brusca, el cuarto integrante kirchnerista, votó en contra, en soledad.
“Es un informe claro y categórico que toma parámetros de comparación de otras compañías aéreas y utilizados también por Aerolíneas”, enfatizó Despouy.
En contraposición con esas expresiones, Aerolíneas emitió anoche un comunicado en el que expresó que “la AGN ha emitido un informe de gestión que se limita a relatar el año 2011 y primer semestre de 2012. Esos años fueron los de la transición y naturalmente la productividad de la compañía era baja ya que todavía existía una flota vieja y obsoleta heredada de la gestión privada, y todavía no se había terminado de incorporar la nueva flota y tecnología con la que hoy cuenta Aerolíneas”.
Efectivamente, el trabajo de auditoría abarcó la gestión de Aerolíneas y Austral de 2011 y del segundo semestre de 2012. En ese período, señala la AGN, ambas compañías incrementaron la pérdida en 43% respecto de 2010. Esto obedece al fuerte aumento en sus gastos, sobre todo lo que tiene que ver con sueldos de personal y combustible. “Comparado con otras empresas, Aerolíneas Argentinas y Austral presentan costos en personal 75% más alto y en combustible, 24% mayores”, advirtió.
Respecto de las aeronaves, que Recalde renovó con la compra de Embraer y Airbus, la AGN reconoció que esta medida “mejoró la imagen de la empresa” y “bajó la antigüedad” de la flota. Sin embargo, alertaron sobre que no hubo “un análisis técnico, económico y financiero” que justificara esa decisión y que tampoco se hizo una “evaluación del impacto en los costos de la compañía”.
Otro punto polémico es el aumento de personal. Hasta mediados de 2012 sumaba 10.782 agentes con la incorporación de 1125 personas sin que la empresa lo haya justificado. Esto significó una erogación extra de 90 millones de pesos anuales.
Para tener una dimensión de esto, la AGN señaló que ambas empresas aéreas tienen 33,4 pilotos por nave operativa, mientras que las estadísticas de la International Air Transport Association (IATA) indican un promedio de 13,2 pilotos por avión.
El informe de la AGN tenía inquietos a los funcionarios de Aerolíneas y Austral. De hecho, el oficialismo había logrado posponer su tratamiento por algunos meses. Finalmente ayer, después de mucha expectativa, se dio el debate. Así, los auditores opositores advirtieron que pese a los más de 20.000 millones de pesos en subsidios que Aerolíneas y Austral recibieron del Estado desde 2008 (cuando fueron expropiadas y estatizadas) siguen siendo deficitarias por una mala administración del kirchnerismo.
“En cualquier empresa donde se pierdan casi 1000 millones de dólares en un año y medio los accionistas no perderían un segundo en echar al gerente de esa empresa”, fustigó Nieva, en alusión a Recalde.
Desde el oficialismo, Brusca, que actuó de vocero de la empresa, reaccionó indignado. “¡Ustedes son privatistas! Este informe contiene conclusiones que están intencionadas a reprivatizar Aerolíneas”, advirtió, y les reprochó a los opositores haber votado en contra de la estatización de ambas empresas.
En el acto, los opositores le recordaron a Brusca su pasado como funcionario del menemismo, que consumó la privatización de Aerolíneas y Austral en la década de los 90. Brusca no pudo responder. Sí insistió en que el informe de la AGN “es malo”, “adolece de defectos técnicos” y que es “arbitrario” porque no abarcó la gestión hasta la actualidad. En el medio, Fernández y Lamberto avalaron el informe, no así las conclusiones.
Aerolíneas cuestionó la “parcialidad e intencionalidad política” de los auditores radicales.
LOS NÚMEROS DE LA POLÉMICA
20.000
Millones de pesos
Las transferencias del Estado a Aerolíneas sumaron, hasta ahora, más de 20.000 millones de pesos
984
Millones de dólares
El déficit en ese período trepó a los 984 millones de dólares. A esto se suma un déficit en los gastos de estructura de 562 millones
10.782
Empleados
El personal ascendió a 10.782 con la incorporación de 1125 agentes nuevos. No hubo justificación desde la empresa.
fuente lanacion

Olavarría Noticias

Verifica también

Detienen a dos argentinos presuntamente relacionados al grupo terrorista Hezbollah

En el allanamiento se encontraron armas y material del movimiento. Compartí la nota por WhatsApp